Discurso íntegro Debate Estado Ciudad
Wednesday, October 21, 2020

SANDRA GÓMEZ DESGRANA UNA VALENCIA VITAL Y DINÁMICA QUE GENERE EMPLEO DE CALIDAD DESDE LA INCLUSIÓN Y LA SOSTENIBILIDAD

La vicealcaldesa advierte que el fascismo no tiene lugar en València y propone dedicar una calle a Indalecio Prieto y Largo Caballero

Quiero comenzar dando las gracias a todos los vecinos y vecinas, en especial a las entidades sociales que representáis esta ciudad. Pero este año es necesario hacer extensivo ese agradecimiento a todas las personas; desde la trabajadora esencial que ahora mismo está dando lo mejor de si misma en un centro de salud de la ciudad, hasta el joven que yendo a la universidad cumple con todas las medidas de seguridad consciente de que se juega su salud y de que no tiene derecho a poner en riesgo la de nadie. A todos los valencianos y valencianas que con su esfuerzo están previniendo y conteniendo la transmisión del coronavirus

Sin lugar a duda, éste es un debate distinto. El estado de la ciudad es otro.

Este 2020 quedará marcado en nuestra historia como el que nos recordó nuestra fragilidad como seres humanos. El nacimiento de un enfermedad mortal desconocida que ha causado más de un millón de muertes en todo el mundo. Por cierto, 308 en nuestra ciudad de las que como siempre debemos acordarnos y darles su merecido respeto en cada pleno.
Inmersos aún en la lucha contra la enfermedad, somos conscientes de cuánto nos necesitamos los unos a los otros, cuanto necesitamos sistemas de protección pública ante las dificultades y, también, de como necesitamos la ciencia.

Las ciudades que somos el catalizador de las oportunidades, pero también de las dificultades, nos hemos convertido en el epicentro de la crisis, con el 90 % de todos los casos registrados .

Y València no ha estado al margen de estos riesgos.

Por eso queremos asegurar que en cualquier situación las decisiones se tomarán única y exclusivamente pensando en la salud de los valencianos y valencianas y atendiendo a las recomendaciones de los expertos de la Conselleria de Sanitat y el Ministerio.
No existe un dilema entre economía y salud. Existe la obligación de proteger la salud y proteger la salud es lo mejor para asegurar el futuro de nuestra economía.

Porque tanto nuestra Comunitat, como nuestra ciudad se han mantenido prácticamente en todo momento por debajo de la media nacional de incidencia y el objetivo es seguir estándolo.

Porque todo puede cambiar si nos equivocamos.
El virus no da tregua y eso me lleva a pedirles una tregua política.

Un alto el fuego que dure, al menos, lo que dure la pandemia.
Y ya tenemos una hoja de ruta compartida encima de la mesa; el acuerdo de reconstrucción, con el que conseguimos lanzar el mensaje a toda la ciudadanía de que es posible confiar en las instituciones.

Al contrario de lo que ocurre en otros territorios como Madrid, donde parece que un voto parece importarles más que una vida, hemos sido capaces de lograr consensos para proteger y reconstruir una sociedad afectada y golpeada por estos tiempos.

Sin negar nuestras diferentes visiones políticas o ideológicas. No pretendo que pensemos igual, simplemente que nos pongamos de acuerdo en aspectos fundamentales y acordemos también los siguientes presupuestos municipales. Que continuemos trabajando como hemos hecho este 2020 con el plan de reconstrucción Un plan que nos ha permitido atender las emergencias:

La emergencia sanitaria, colaborando con la Generalitat y la administración del Gobierno de España para garantizar que los espacios críticos fueran espacios seguros y limpios, garantizando los equipos de protección o teniendo listo un hospital de campaña que esperamos no necesitar.

Asumiendo la emergencia social y el reto de no dejar a nadie atrás. Aplazando el pago los alquileres públicos a las familias que se habían visto afectadas o garantizando una vivienda de emergencia a quienes no tenían hogar.
Y especial atención hemos dado a nuestros mayores, porque si en 2008 soportaron la principal carga de muchas familias, en esta crisis han sido las personas más vulnerables.

Fuimos un ayuntamiento pionero en poner en marcha un teléfono donde entre otros servicios hemos garantizado que todos tuvieran una alimentación sana y equilibrada en sus hogares evitándoles desplazamientos.

Hemos trabajado para que el acceso a Internet sea universal en el ámbito educativo. Comprando más de 450 tablets donde no había llegado la Generalitat.
Aunque quiero decir que nada puede sustituir la igualdad democrática que genera un aula y por ello, lo último que debe volver a cerrarse, si cerrar algo fuera necesario, ha de ser la educación.

Y, en tercer lugar, hemos atendido la emergencia económica. Porque la enfermedad ha obligado a un parón económico, tan inevitable, como histórico.
Hemos llevado a cabo una movilización de ayudas directas y beneficios fiscales. Hemos puesto en marcha el mayor plan de estimulo económico de nuestra historia con una inyección de liquidez de más de 15 millones de euros para todas nuestras empresas.

Al igual que nos hemos centrado en trabajar con los colectivos con más dificultades a la hora de encontrar un trabajo, duplicando los recursos municipales en impulsar planes de empleo propios y autonómicos con los que queremos llegar a 1.600 personas desempleadas.

No existe una cifra suficiente a la que ninguna administración local pueda llegar, pero este ayuntamiento ha sido el que antes y más recursos ha movilizado.

Este 2020 hemos:

Atendido la emergencia sanitaria y gracias a eso somos de las ciudades mejor preparadas para afrontar la segunda ola. Hemos trabajado para no dejar a nadie atrás. Y hemos puesto en marcha el mayor impulso público local de nuestra economía.

Pero tenemos que ir más allá.

En el pasado, los brotes de enfermedades como la gripe de 1918 o el cólera, propiciaron transformaciones en las ciudades como la creación del alcantarillado, los parques públicos o la regulación de la vivienda para reducir la masificación.
Hoy también debemos asumir que la ciudad que viene no será igual que la que dejamos atrás en marzo, pero no está condenada a ser peor.

Sino que los cambios podrían solucionar las deficiencias estructurales que la pandemia ha dejado al descubierto. Porque las zonas con mayores casos de COVID-19 son lugares donde la gente tiene menos acceso a sistemas alternativos de movilidad, tienen menor acceso a zonas verdes y viven en viviendas con grandes deficiencias de calidad.

Tenemos pues que construir una ciudad más sana, mas inclusiva y más dinámica. En definitiva, una ciudad más vital. Una València vital. Que significa una València donde se viva mejor.

Ese es el objetivo que debe tener un ayuntamiento.

Y si hay un proyecto que construye esa València vital, es la València de los 15 minutos. Un proyecto que nos permitirá tener una València más cercana, más segura y sostenible. Todo lo necesario, el colegio, el centro de salud, el trabajo, los comercios, a una distancia máxima de 15 minutos caminando. Es decir, todos los barrios con acceso a servicios a menos de 15 minutos sin uso del coche.
Pero también recuperar el espacio que cedimos como ciudad un día en favor del vehículo privado. Al proyecto de València, ciudad de plazas, que marca la recuperación de nuestras plazas históricas y de barrio, vamos a añadirle la generación de nuevos espacios peatonales. Incluso en aquellas zonas que nunca fueron pensadas como tales, generando las supermanzanas de la Petxina y Orriols o aumentando el espacio para los peatones como lo haremos en Perez Galdos y en la Avenida del Puerto.

Además os anuncio que recuperaremos el espacio público de 29 colegios para generar entornos escolares seguros en este curso escolar. Marcaremos las vías principales de los barrios como ejes peatonales y las haremos inaccesibles para los vehículos, naturalizaremos calles con zonas verdes, huertos urbanos y parques infantiles.

Queremos reinventar la proximidad, que las ciudades dejen de ser un mero conjunto de calles y coches para volver a ser el espacio vital de las personas que la habitan. Porque reconquistar el espacio es más que desconfinarnos. Ni peatonalizar es algo que solo debamos hacer en el centro. El primer barrio que estamos rediseñando con estos parámetros es Nazaret y os anuncio que los siguientes serán: Campanar, Castellar, Orriols, Torrefiel y Ciutat Fallera.

Porque si hace poco València era noticia por haber alcanzado el segundo lugar, nuestro objetivo es acabar este mandato siendo la ciudad más peatonal de España y con más barrios diseñados con el criterio de los 15 minutos.

Del mismo modo que queremos que València tenga nuevos pulmones verdes, espacios llenos de personas haciendo deporte, sentadas o charlando al sol o de niñas dándole patadas a un balón. Por eso vamos a acelerar el procedimiento y este 2021 tendremos preparados los proyectos de los grandes parques de nuestra ciudad. El nuevo Parque de desembocadura en el sur- este, el parque de Carolinas en el Oeste y la ampliación del parque de Benicalap en el norte. Configurando así el nuevo anillo verde de València.

Y doy un paso más allá. Una ciudad vital, es una ciudad dinámica y llena de proyectos que generan economía y empleo. Pero no cualquier tipo de empleo, debemos ir hacía una reconversión productiva y verde, pero tenemos que ir todos y todas.
Y si hay algo que falta en València para conseguirlo son espacios. Muchas grandes empresas quieren instalarse en València pero no contamos con sitios suficientes que poder ofrecer. Por eso os anuncio, que en los principales desarrollos urbanísticos que tenemos pendientes como el Grau o Benimaclet le daremos un peso muy importante al espacio terciario orientado a la nueva economía verde y digital.

Eso nos ayudará a atraer grandes empresas, que esas empresas generen empleo en todos nuestros barrios y nos ayude a consolidar el proyecto de una ciudad 15 minutos, también en el aspecto laboral.

Y no solo eso. En esos grandes desarrollos hemos exigido ya el porcentaje más alto de VPO, con un 30%. Ahora queremos dar un paso más allá, si algo ha puesto de manifiesto el confinamiento es la deficiente calidad de nuestras viviendas, y queremos plantear el derecho al balcón. Si como suena.

Os anuncio que propondremos un cambio legislativo para que las VPO cuenten con una superficie exterior de terraza. Porque queremos acercar los espacios verdes y libres a nuestros propios hogares. Y eso no debe ser un lujo que solo puedan pagar unos pocos sino un derecho básico que cuida nuestra salud. Queremos que nuestros hogares sean un reflejo de lo que queremos que sea València.

De otro lado esta crisis va a poner oportunidades que como ciudad no podemos dejar escapar. En primer lugar, poniendo todos los recursos que somos capaces ayudando a reactivar la economía.

Por ello, os anuncio que los próximos presupuestos dedicarán ya el 2,5% a políticas de reactivación económica y que, pese a la caída de ingresos, los siguientes presupuestos municipales serán unos presupuestos expansivos. Lo haremos gracias a las medidas anunciadas por el Gobierno de España, que nos permiten movilizar nuestros ahorros y nos inyectan recursos y también recurriendo al endeudamiento gracias a la buena gestión de los años anteriores.
Ahora lo más caro ahora sería no hacer nada. Todas las instituciones económicas lo han entendido. Por eso, si en 2008 la respuesta fue la austeridad y fracasó, en 2020 será la inversión.

Igualmente hay más de 70.000 millones de fondos europeos de los que esta ciudad tiene que ser parte. Por eso os anuncio que solicitaremos al Gobierno de España que utilice esos fondos para ejecutar la inversión de la infraestructura más importante que queda en nuestra ciudad que es el soterramiento de las vías de Parque Central que hoy parten en dos el sur de la ciudad y la conexión con el Corredor Mediterráneo.

Y por último ser una ciudad vital es ser una ciudad respetuosa e inclusiva, donde no caben los discursos de odio y ningún símbolo o posición fascista. Y sí utilizo ese término porque vivimos tiempos peligrosos. Porque ser tolerante, significa también señalar y combatir a los intolerantes.

No se puede amparar denigrar y pisotear la memoria de quienes defendieron la democracia frente al fascismo.

Por eso desde el Partido Socialista solicitaremos que se dé una calle a Largo Caballero, Inadalecio Prieto y además de un lugar de relevancia a Balbina Medrano, la primera concejal mujer de este pleno. La memoria de las mujeres y de todos los demócratas tiene que estar viva en València frente a quienes pretenden equiparar a los fascistas con los demócratas.

Porque como dijo Almudena Grandes: "No hay nada más peligroso para los totalitarios que la cultura porque la cultura es una escuela de libre pensamiento y de pensamiento crítico". Por eso, la última propuesta que quiero hacerles hoy es la de poner en marcha en 2021 un plan de rescate del sector cultural en la ciudad de València.

Esta ciudad no puede permitirse apagar su creatividad. Esta ciudad estaba siendo vibrante antes de la pandemia y lo seguirá siendo después. Es la ciudad del diseño, es la ciudad que se está configurando como un espacio del cine, es de los creadores, de sus librerías, de sus teatros. Cada uno de estos espacios es un bastión de la conciencia.


Señoras y señores,

Esta València vital que proponemos es la València que dejará atrás la pandemia. No será fácil, ni está a la vuelta de la esquina porque quedan meses duros, pero tenemos la posibilidad de hacerlo.

Frente a otros territorios donde prima la crispación, les propongo que aquí este sea un proyecto compartido. Con un primer elemento que es la salud, un segundo elemento que es la igualdad y un tercer elemento que son las oportunidades.

Les pido que desarrollemos el acuerdo de reconstrucción, que compartamos los siguientes presupuestos municipales. Que solo nos dediquemos a afrontar la crisis del Covid y su salida.

Si lo conseguimos nos habremos ganado el derecho a reivindicar que España necesita mirarse más en el espejo de València y menos en el de Madrid, España necesita más acuerdo y menos crispación; España necesita más València y menos Madrid.
Muchas gracias.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE

El Blog de DuarteEl Blog de Duarte